Seguir por Email

miércoles, 16 de abril de 2008

...toda la belleza...

KRISHNAMURTI

Plática dada en Rajghat, -12 de noviembre de 1984 -
Para tener una mente religiosa, la primera exigencia o necesidad es la belleza. La belleza no se encuentra en una forma particular, en un rostro, en una bella manera de vivir, etc.
¿Entonces qué es la belleza? Sin ella no hay verdad, no hay amor; sin la belleza no hay sentido de moralidad. La belleza en sí misma es virtud.
¿Depende entonces de una cultura determinada, de una tradición particular?
Los tejedores de la India producen telas magníficas, con diseños maravillosos. ¿Es eso belleza? ¿O la belleza es algo por completo diferente? Cuando ustedes contemplan las montañas inmensas, con sus nieves eternas y sus valles profundos, los contornos de una montaña magnífica majestuosa contra el cielo azul, cuando perciben eso por primera vez,... ¿qué es lo que realmente ocurre?
¿Qué ocurre cuando ven el río a la luz de la mañana, con el Sol que está comenzando a levantarse y traza un sendero dorado sobre las aguas?... Cuando contemplan eso... ¿qué ocurre? ¿Repiten algún mantra, o por momento se quedan en completo silencio?...La belleza de esa luz sobre el agua desaloja todos sus problemas, todas sus ansiedades, todo lo demás, por unos cuantos segundos, o unos cuantos minutos o por una hora, lo cual implica que el yo no se encuentra ahí - el yo, la actividad egoísta, centrada en sí misma, el interés propio-. Todo eso es expulsado por la gran belleza de una nube, plena de luz y dignidad; en ese momento el yo está ausente.
Al investigar esto, es indispensable un cerebro global, no un cerebro provinciano, sectario, limitado. Ese cerebro debe comprender el inmenso y complejo problema humano, un cerebro que abarque la totalidad de la vida. No nuestra existencia particular, nuestros problemas particulares, porque a cualquier parte que vayamos, a América, a Europa, a la India, al Asia, etc., los seres humanos sufrimos...Somos seres solitarios, ansiosos, temerosos, buscadores del bienestar, desdichados, deprimidos, irritados, con momento ocasionales de alegría, placer y demás.
Un cerebro holístico se interesa en la humanidad total, porque todos somos similares.
Tienen que descubrir por sí mismos, cuál es la relación entre la naturaleza y cada uno de ustedes. Eso forma parte de la religión. Pueden que no estén de acuerdo, pero,..Considérenlo, examínenlo. ¿Tienen relación alguna con la naturaleza, con los pájaros, con las aguas de ese río?... ¿Cuál es la relación que establecen con todas las cosas vivientes, que llamamos naturaleza? ¿Acaso no formamos parte de ello? Por lo tanto, ¿no somos nosotros el medio?
¿Tiene esto algún significado?
La respuesta depende de ustedes.